Campo Valdés más que una historia

Descubre la historia de un barrio que hasta el año de 1930, existía en un gran terreno cubierto por mangas inmensas, lodazales y varias quebradas que atravesaban toda esta propiedad.

 

Allí solo habitaban los animales que pastaban a diario, las únicas construcciones que se veían en esa época eran establos y pesebres, los cuales pertenecían a varios industriales habitantes del barrio El Prado, que por esos días era un barrio donde solo Vivian los más ricos de Medellín.

La ­ firma Cock-Arango era la propietaria de todos los terrenos que actualmente conforman el barrio de CAMPO VALDES, esta ­ firma en asocio con la Urbanizadora Nacional, abrió calles y vendió lotes a un precio que comprendía entre 50 y 100 pesos la vara, pagables en varios contados.

Todo era manga y rastrojo, hasta que en 1935 la firrma Cock-Arango regalo terrenos para la construcción de la iglesia, casa cural, el parque, en lo que entonces era un barrial por completo. Hasta ese momento el barrio solo contaba con una capilla provisional, en el lugar que hoy ocupa lo que era el Instituto Atanasio Girardot, dicha capilla era en madera y con techo de paja; Alrededor de esta capillita, se comenzaba a levantar un gran templo, el cual por los planos originales sería una copia de la catedral metropolitana.

 

Gracias a la donación del Señor Carlos Peláez, quien regalo la suma de $50.000 se dio inicio a la construcción del templo. La catedral metropolitana en su diseño original tiene 2 torres, diseño que se siguió al pie de la letra para construir la parroquia EL CALVARIO, hasta que llegaron a la construcción de las 2 torres, en ese momento se consideraba que el terreno era húmedo y no resistía el peso de las 2 torres; entonces se construyó una sola torre en el centro que hizo más liviana la iglesia.

 

El Padre Eduardo Diez logro que el Señor Arzobispo de la ciudad, Monseñor Joaquín García Benítez, mediante decreto episcopal en 1942 creara la parroquia de EL CALVARIO. Destacándose dentro de la vida del barrio, las ­ estas de la parroquia las cuales generaban singular expectativa e interés muy marcado en toda la comunidad.

 

Pero la más importante de todas las festividades para la parroquia son las ­ fiestas patronales las cuales se celebran en el mes de septiembre, buscando la forma que sea el domingo anterior o posterior del 14, fecha en la que la liturgia conmemora la exaltación de la Santa Cruz.

Según el señor Alejandrino Henao Ocampo, la primera calle que se abrió en al barrio fue la calle 76 la cual iba desde la carrera 45, hasta la carrera Bolívar antes del Bosque de la Independencia, hoy llamado Jardín Botánico. Esta calle estaba construida en barro amarillo. Los vehículos de trasporte llegaban hasta la calle Lima, en seguida del Cementerio San pedro, luego ampliaron hasta la 72, Calle Restrepo Isaza y de allí en adelante se viajaba a pie por caminos de herradura, ya que muchas personas tenían bestias para su movilización.

 

Afortunadamente para toda la comunidad religiosa del barrio los vecinos se organizaban en convites, hombres, mujeres y niños, para ir pasando de mano en mano todos los ladrillos desde la calle 72 hasta la calle 77 donde ­finalmente se construiría el templo EL CALVARIO.

Anteriormente este barrio era de una extensión muy grande, tanto civil como eclesiástica por su fe; pero con el transcurrir del tiempo se han creado otros barrios con nombres diferentes derivados de CAMPO VALDES como: Las Esmeraldas, Santo Domingo Sabio, Brasilia, Carambolas, Los Álamos, La Rosa, El Pomar, El Santo Sepulcro, El Raizal, Miranda, Las Granjas, Santa Inés. Dentro de la jurisdicción del barrio funciono el BOSQUE DE LA INDEPENDENCIA que fue diseñado en 1913 como reemplazo del Parque Cementerio que existía allí y no tuvo éxito, luego cambio a ser El Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe como Homenaje a este académico y catedrático antioqueño.

 

El BOSQUE DE LA INDEPENDENCIA en su apoca era prácticamente el único lugar de diversión y esparcimiento para chicos y grandes que tenía la ciudad de Medellín, a excepción del AEROPUERTO OLAYA HERRERA, en donde, la atracción era ver elevar aviones.

 

Otro de los lugares importantes en CAMPO VALDES son la Plaza de Mercado ubicada en la calle 80 con la carrera 50, esta plaza fue inaugurada en 1969, en un acto donde los vecinos organizaron un gran festival, ya que fue una de las primeras plazas satélites construidas en la ciudad cuando la plaza de Cisneros desapareció. Y que tal hablar de la Biblioteca Publica Piloto de Medellín con su ­ filial Juan Zuleta Ferrer, llamada así en honor a este gran periodista, ubicada en la carrera 50 entre la calle 80 y 81. Este presto eficiente servicio cultural a la comunidad desde el año de 1984 en el cual fue inaugurada, y diariamente es consultada por docenas de jóvenes y adultos que viven en el sector.

 

No podemos olvidar el Cuerpo de Bomberos del barrio el cual está ubicado en la carrera 47 con la calle 74, este funciona con máquinas y personal sumamente capacitado para atender cualquier calamidad que se presente en la zona norte.

 

Por eso y muchas razones más CAMPO VALDES es uno de los más tradicionales y recordados en la ciudad de Medellín, especialmente en la comuna 4, la cual queda al norte de Medellín. El barrio tiene una ubicación privilegiada por estar tan cerca al centro de la ciudad lo cual lo convierte en uno de los más centrales de la zona nororiental con un gran patrimonio histórico aportado a la ciudad.

 

Información extraída del libro la historia de mi barrio campo Valdés: Escrito por John pineda.